Blog especializado en dietética, nutrición y alimentación felina y canina
Información sobre comportamiento, trastornos y espacios adaptados para animales domésticos

En este post vamos a tratar un mal hábito que tiene uno de mis gatos cuando la arena o el estado del arenero no es de su agrado y cuál es la arena definitiva entre todas las que he probado personalmente con varios gatos, que soluciona el mal hábito de mi gato finolis.

Qué arena elegir si tu gato es un maniático de la limpieza

En este post vamos a tratar un mal hábito que tiene uno de mis gatos cuando la arena o el estado del arenero no es de su agrado y cuál es la arena definitiva entre todas las que he probado personalmente con varios gatos, que soluciona el mal hábito de mi gato finolis.

El mal hábito que comentaba es, que si la arena no está lo suficientemente limpia para mi minino Laki, el señorito hace pis fuera del arenero: O delante, o al lado o detrás de éste, siempre alrededor. Esta mala costumbre la tiene desde pequeño, fue a raíz de cambiar el arenero de sitio, de probar con cubierto o descubierto, de fijarse en el estado de la arena y cuando coincidía que hacía pis fuera y de llevarlo al veterinario para descartar problemas de salud que averigüé que éste era su motivo.

El primer tipo de arena que he utilizado es la típica arena absorbente de piedrecitas y que no recomendaría ni a mi peor enemigo.

Arena absorbente

VENTAJAS

  • Es muy barata y ya.

INCONVENIENTES

  • Hace mucho polvo al escarbar, lo cuál es malo tanto para el gato como para nosotros si tenemos alergia, además cuando el gato sale del arenero deja un rastro de patitas con ese polvo por toda la casa.
  • A la mínima ya huele, si el gato hace un pis, la arena ya huele a pis y tiene una capacidad sorprendente de extender el olor por la casa.
  • A la hora de limpiar el arenero, es complicado recoger completamente toda la arena sucia.

La siguiente arena que estuve utilizando durante bastante tiempo fue la arena de sílice, al principio la normal y luego la perfumada con lavanda, que parecía que duraba algo más de tiempo limpia para el gusto de Laki.

Arena de sílice con aroma a lavanda


VENTAJAS

  • Es muy cómoda a la hora de limpiarla, sólo tienes que recoger las cacas, el pis es absorbido por los cristales así que cuando la mayor parte de la arena está amarilla se tira, se limpia el arenero y se pone nueva arena limpia.
  • No hace polvo cuando el gato escarba, sí un poquito algunos sacos al volcarla en el arenero.

INCONVENIENTES

  • Por mucho que digan, al no retirarse los pises la arena acaba oliendo a pis, aunque sólo hayan un par, esto es lo que no le gustaba a Laki y lo que provocaba que prefiriese hacer pis fuera.
  • Eso que un saco de 4l. dura un mes para un gato, ni de lejos! En mi caso, un saco de 5l. (sobre 2,300kg) para dos gatos dura entre 5 y 6 días, así que para uno sólo, unos 12 días como máximo.
  • Los cristales al pisarlos se convierten en cristalitos pequeños y en polvo, haciéndose más farragoso de recoger.
  • Es algo cara.

Y finalmente, el último tipo de arena que he usado con el que estoy muy pero que muy contenta es la arena aglomerante de fibras vegetales de madera:

Arena aglomerante de fibras vegetales


VENTAJAS

  • Laki no ha vuelto a hacer pis fuera del arenero 🙂
  • No huele NADA, pero NADA de NADA, sólo a madera.
  • Los pises son muy fáciles de recoger, ya que se hacen una bola de arena que es fácil de retirar con la pala y no deja restos, por lo que al no quedar restos de pis la arena no acumula olores.
  • La duración es tremenda, la misma cantidad que utilizaba con la arena de sílice con este tipo de arena me dura alrededor de 1 semana y media.
  • No hace polvo.

INCONVENIENTES

  • Dependiendo de la tienda (sobretodo en tiendas físicas) es cara, en tiendas online es fácil encontrar buenas ofertas.
  • Las bolitas de esta especie de “serrín” que se salen del arenero a través de sus patitas, se deshacen un poquito por el suelo.

Y esta ha sido mi experiencia con distintos tipos de arena y un gato más fino que el mayordomo de Don Limpio. Si tienes un problema similar con tu gato, no dudes en probar distintos tipos de arena, de areneros y comparar qué se ajusta mejor a sus preferencias. Si el problema persiste, llévalo al veterinario para descartar posibles enfermedades. Recuerda, nada de reñirles ni de gritarles por orinar donde no deben, ya que siempre hay un motivo detrás (ganas de llamar la atención, problemas con arena y/o arenero, estrés, enfermedad, etc…).

En el post de hoy presentamos a GRACE, a MAI, a BUBA y a PEPI y AVELINO, todos buscan a su familia definitiva, ¿Podrías ser tú? Ayúdanos a difundir sus casos para que encuentren su deseado hogar 🙂

Recuerda que por cada producto que compres a través de los enlaces a Amazon de los posts de este blog, estás colaborando en la donación anual que realizamos a finales de cada año el equipo de gorogoro: purr & roll 💛🧡❤

Comparte este artículo en redes sociales