Aunque no lo aparente, el gato es un animal extremadamente sensible a los cambios de su entorno llegando a desencadenar trastornos de ansiedad a distintos niveles, pero, ¿Qué concretamente puede provocar ansiedad a nuestro gato, cómo lo manifiestan y qué podemos hacer para ayudarles a superar esa ansiedad? Causas de ansiedad en gatos


Blog especializado en dietética, nutrición y alimentación felina y canina
Información sobre comportamiento, trastornos y espacios adaptados para animales domésticos

Cómo identificar y tratar trastornos de ansiedad en gatos

Aunque no lo aparente, el gato es un animal extremadamente sensible a los cambios de su entorno llegando a desencadenar trastornos de ansiedad a distintos niveles, pero, ¿Qué concretamente puede provocar ansiedad a nuestro gato, cómo lo manifiestan y qué podemos hacer para ayudarles a superar esa ansiedad?

Causas de ansiedad en gatos

  • Llegada de un nuevo gato/otra especie animal/persona a casa
  • Mudanzas
  • Problemas de salud
  • No dejarle hacer lo que él quiere, por ejemplo, si se sube a la mesa, ordenarle bajar de ella
  • Llevarnos al gato de viaje
  • Dejarle solo en casa durante horas o al irnos de vacaciones
  • Miedos o traumas
  • Ruidos
  • Cambio de tiempo o de estación

Efectos de la ansiedad

  • Hacer pis fuera del arenero
  • Comportamiento compulsivo como morderse compulsivamente las patas
  • Apatía/Distanciamento con las personas de la casa
  • Nerviosismo (El gato no para quieto pero no está en estado de jugar)

Cómo ayudar a nuestro gato a salir de un estado de ansiedad concreto

En el caso de Fugu, uno de mis gatos, le entra ansiedad en los casos de no dejarle hacer lo que él quiere (que no suba a la mesa, cuando por la noche hay que sacarlo del salón para que se vaya a dormir a su zona…) y con algunos ruidos como risas (sí sí, risas…) y su manera de exteriorizar esa ansiedad es mordiéndose compulsivamente las patas llegándose a hacer calvas en las patas traseras y en una de las delanteras.

Fugu, el gato siamés, con una calva en la pata delantera por morderse compulsivamente.


Para este caso me recomendaron utilizar un tranquilizante natural basado en la caseína, una proteína presente en la leche que les ayuda a tranquilizarse. Puede encontrarse en gamas de pienso concretas o bien en formato píldora para mezclarlo en su comida o agua. Yo utilicé el formato cápsula durante un mes y las calvas ya están remitiendo 🙂 También es útil ayudarles a “cambiar el foco”, cuando empiecen con este comportamiento compulsivo, de repente lanzarles un juguete o algo que distraiga su atención para que cambien de estado.

Laki, el otro de mis gatos :P, suele sufrir ansiedad en los casos en que se queda solo más horas de lo que a él le parece bien :P, al irnos de vacaciones y no vernos durante días (aunque durante esos días tenga compañía de familiares jugando con él), es decir, ansiedad por separación y también, con los cambios de tiempo o estación. Lo exterioriza haciendo pis fuera del arenero, en el caso de las vacaciones, justo al volver y deshacer la maleta, hace un bueeeen pis dentro de la maleta -____-’ y durante días y días fuera del arenero (no confundir este comportamiento con que al minino no le parezca que su arenero esté en un estado óptimo como expliqué en este post).

En estos dos casos, mi experiencia es que lo que mejor le va es utilizar feromonas felinas faciales en formato enchufe difusor al irnos de vacaciones y cuando se van a producir los cambios de estación, de esta manera pises cero 🙂 Un complemento a esto es dejar juguetes con ‘catnip’ a su disposición, también les ayuda a relajarse mientras juegan.

Tratamientos para la ansiedad

Dependiendo del tipo de ansiedad que sufra nuestro gato y descartando que no sea por problemas de salud, estas opciones pueden ayudarle a salir de ese estado:

  • Enchufe difusor o spray de feromonas felinas faciales sintéticas: Recomendado para casos de nuevo animal en casa, mudanzas, ansiedad por separación, llevarnos al gato de viaje, miedos y cambios de estación.

  • Tranquilizante natural basado en la caseína en formato pienso o píldoras: Recomendado para comportamientos compulsivos, ruidos y refuerzo en casos de llevarnos al gato de viaje, miedos y mudanzas.

  • Ayudarle a cambiar el foco mediante juegos: Recomendado para comportamientos compulsivos, ruidos y miedos.
  • Juguetes con catnip o valeriana: Recomendado para comportamientos compulsivos, ruidos, miedos, ansiedad por separación, viajes, mudanzas…
  • Comida o premios: Si el gato se encuentra en un estado de nerviosismo o ha pasado una situación de miedo o trauma en la que se ha distanciado de la persona, utilizar premios en forma de jamón york o similar, es una forma de atraer su atención hacia nosotros y hacerle cambiar el foco.

Si el grado de ansiedad que sufre el gato fuese muy alto o si nada de esto llegase a funcionar, llévale al veterinario para descartar problemas más graves y concretar qué le está pasando.

En el post de hoy presentamos a HABANA, PERSUS, PARDO y RUMBO, todos buscan a su familia definitiva, ¿Podrías ser tú? Ayúdanos a difundir sus casos para que encuentren su deseado hogar 🙂

Recuerda que por cada producto que compres a través de los enlaces a Amazon de los posts de este blog, estás colaborando en la donación anual que realizamos a finales de cada año el equipo de gorogoro: purr & roll 💛🧡❤

Comparte este artículo en redes sociales